Ya sabemos todas que el yoga es una disciplina de lo más recomendable y fácil de practicar. Nos ayuda a sentirnos bien y a estar equilibradas por dentro y por fuera. Lo que a lo mejor no teníamos tan claro son sus beneficios para nosotras, en el caso concreto de todas las mujeres del mundo mundial.

Las mujeres pasamos por muchísimas fases a lo largo de nuestra vida en las que nuestro cuerpo unas veces sufre cambios enormes y otras, más pequeñitos. Aun así, merecen toda nuestra atención. Esto nos lo da el yoga porque es una disciplina que tiene en cuenta el cuerpo entero, pero también nuestra mente y la conexión entre ambos. El ser consciente de todo lo que pasa en nuestro cuerpo, es un factor clave para aprender a controlarlo y a integrar todo lo que nos pasa en nuestra vida de forma feliz.

Qué nos aporta el yoga

Después de tanto rollo sobre lo maravilloso que es el yoga, imagino que estaréis deseando saberlo. XD

Aunque no hayamos hecho yoga en nuestra vida, sólo con empezar a practicar las posturas más simples ya conseguiremos sentirnos mucho más relajadas. Poco a poco, también más flexibles, fuertes y equilibradas. El empezar a trabajar en la propia consciencia de nuestro cuerpo, nos lleva poco a poco hacia la armonía interior y nos hace mucho más resistentes al estrés y la ansiedad, por no decir inmunes.


Photo by freestocks.org from Pexels

¿Y durante el embarazo?

¿Qué pasa si estamos embarazadas, diréis? ¿Cómo hacemos todos esos movimientos tan increíblemente flexibles que hemos visto en todas las revistas y blogs de moda, salud, tendencias, etc.? Bueno, pues poco a poco y siendo muy conscientes de los cambios que se producen en nuestro cuerpo. Tenemos que ver hasta dónde podemos llegar sin forzar y sin dejar de disfrutar de lo que estamos haciendo. Obviamente hay que evitar tipos de yoga que sean demasiado exigentes (bikram, ashtanga, etc.) y tender hacia cosas más sencillas y a posturas alcanzables que no nos hagan forzar nuestro cuerpo (especialmente la zona abdominal). Sin embargo, el hatha yoga y el yoga prenatal nos ayudan a reducir el dolor de espalda, a dormir mejor, a reducir el dolor durante el parto y, sobre todo, a eliminar el estrés y a conectar más con nuestro cuerpo y con nuestro bebé.

¿Y durante la menstruación?

Hasta aquí, todo suena genial, ¿verdad? Pero, ¿qué pasa cuando estamos hechas una “piltrafa”, nos sentimos un poco de bajón, nos duelen los ovarios y no tenemos muchas ganas de hacer nada? ¿Quién es la guapa que se pone a hacer yoga en esos días en los que la menstruación no tiene piedad con nosotras? Pues en cuanto descubráis los beneficios del yoga durante la menstruación, va a ser lo que más os apetezca hacer.

En general, practicar yoga habitualmente, ayuda a equilibrar nuestros sistemas nervioso y endocrino y, por tanto, a regularizar el periodo. Durante los días previos a éste, es recomendable realizar posturas que nos ayuden a trabajar el sistema nervioso para reducir nuestra irritabilidad. Durante la menstruación, optaremos por las posturas restaurativas para ayudar a que todo fluya con más facilidad, aparte de evitar inversiones y posturas demasiado exigentes.

Vale, pero, ¿cuando tengamos la menopausia?

Por si todo esto fuera poco, esta maravillosa disciplina también nos ayuda a llevar mejor procesos de transición hacia nuevas etapas vitales que a priori podrían ser un poco más complicados por todas las modificaciones hormonales que conllevan. La menopausia y el climaterio.

A nivel emocional, el yoga nos ayuda a integrar mejor los cambios en nuestra vida y a saber convivir con ellos, de forma que no nos supongan un problema. A nivel físico, a equilibrar nuestro sistema endocrino. Esto mejora realizando posturas invertidas, que provocan que la sangre oxigenada llegue hasta la cabeza y el cuello (y a las glándulas de la zona). Las flexiones afectan a la zona abdominal e inciden en las glándulas suprarrenales, calmándolas y fortaleciéndolas.

¿Qué os parece? ¿Os animáis? Si es así, aquí os dejo uno de los mejores tutoriales que hay para principiantes. Está en inglés, pero la chica es realmente genial. Con verla a ella y el buen rollo que transmite, basta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here