tú no eres como otras madres no es como otros libros

Se ha hablado muchísimo del libro de Angelika Schrobsdorff Tú no eres como otras madres, pero hoy me gustaría comentarlo a mí también y, sobre todo, recomendarlo. No es nuevo (se publicó en 2016), pero yo no lo había leído hasta ahora. Aun así, independientemente de modas y actualidad, el libro merece unas cuantas líneas al respecto.

Para las que aún non sepáis de que va el tema (si es que hay alguien a quien se le haya podido pasar por alto el exitazo del libro), ahí va un pequeño resumen:

Angelika Schrobsdorff recons­truye la vida de su madre, una mujer nacida en el seno de una familia de la burguesía judía de Berlín, ajena a la norma y los prejuicios de su época. Tanto es así, que quiere casarse con un artista y dejar de lado al “partidazo” que le hubiera encantado a casi toda mujer de su tiempo y condición.

Else, que así se llama la madre en cuestión, se verá envuelta en la locura de los años veinte, la bohemia y la belleza de la vida del mundo. Así, acabará teniendo tres hijos cada uno con un hombre diferente, pero todos ellos con algo en común: el amor.

Angelika Schrobsdorff, autora de tú no eres como otras madres
La autora en Berlín. Foto tomada de Wikipedia

Ésta no es como otras historias

La originalidad de la historia está en el personaje de Else. Una mujer real, independiente, valiente y única, que vivirá y amará con la mayor intensidad posible. Por desgracia, también tendrá que exiliarse, dejando atrás el hedonismo absoluto que definía su existencia.

Parece que os lo he contado todo, pero no. Hay mucho más que leer y os recomiendo que lo hagáis.

Al margen de todas esas críticas literarias tan sabias, he de decir que para mí es un libro importantísimo. La autora consigue “despegar” a su madre de la idea exclusiva o absoluta del papel de madre, del ser sólo madre en la vida, y verla como la mujer que era. Con sus cosas buenas y sus cosas malas. Difícil, ¿verdad?

Muchas veces tendemos a ver a nuestras madres como si en su vida sólo fueran nuestras madres. Las vemos de una forma limitada. Esto quizá esté cambiando a medida que nosotras mismas, que pertenecemos a una nueva generación, nos convertimos en madres pero, sigue siendo muy difícil no pensar en nuestras madres tan sólo de la manera en la que ellas son con nosotras.

Una madre independiente, soñadora, bohemia, etc. en aquella época era algo extraordinario. La mayoría de las señoras de aquellos tiempos se casaba con alguien de la misma clase social, formaba una familia y criaba a sus hijos. Su marido llevaba el peso de las responsabilidades económicas.

La historia de Else me parece sumamente atractiva. Ayuda a darle cuerpo a la completitud de una mujer que, además, es madre.

En mi opinión, Schrobsdorff recrea un personaje tan fantástico como real. Lo hace de una manera atractiva, cariñosa, objetiva y necesaria. Por este motivo y por muchos otros os recomiendo esta grandísima historia. ¡Disfrutadla!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here